1 de noviembre de 2013

GALLETAS DE VIOLETAS


 Otro año más pasó Halloween y hasta que empecemos con la navidad os enseño esta entrada que tenía archivada desde este verano.

Si hay algunas galletas que NUNCA volveré a hacer, sin lugar a dudas, son éstas. Se necesita muchíiiisima paciencia....

La receta la vi en el blog "Mensaje en una galleta", y me encantó.

Tienen un sabor a violetas buenísimo (si te gustan los caramelos de violetas, esta es tu receta...) pero tardé 4 días en hacer unas 20 galletas....

Utilicé mi receta de siempre, lo único que sustituí fué el aroma de vainilla por dos cucharadas de pasta de violetas de Home Chef..

Dividí la masa en 4 partes y primero la blanqueé con colorante blanco (ya que si la dejaba con el color amarillento original  de la masa, el color morado no salía bien).
Luego la teñí de color morado claro y a las siguientes porciones les fuí agregando mas cantidad de color, hasta lograr un degradado de malva a morado, que me gustó.




Ahora viene la pesadilla ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Estiré las masas coloreadas con el rodillo hasta lograr un grosor de 1 cm.
Enfriar en la nevera un buen rato...........
.......................................
Cuando la masa haya endurecido cortar con el cortador elegido e ir apilando un color sobre otro.
Si tenemos en cuenta que yo hice estas galletas en el mes de Julio, solo podia montar TRES galletas en cada tanda, ya que la masa se reblandecía muy rapidamente y se rompía.

Dios mio ¡¡¡¡¡ cuatro días hasta verlas preparadas sin hornear y ya bien frías.


He utilizado la técnica de doble horneado de la que nos hablan Miriam y Estíbaliz.
Consiste en hornear las galletas menos tiempo del habitual, y un vez que ya tenemos todas las bandejas  "semihorneadas", volvemos a meterlas en el horno cuando ya está apagado y las dejamos unos 20 minutos.

Con esto conseguimos que se terminen de hacer y queden crujientes sin que los colores se alteren.


En este caso, una vez frías, con glasa blanca y malva les dibujé las iniciales de los novios.


Y asi quedaron en la mesa de chuches que puse.


Sin duda repetiré la receta (por el sabor) pero  las haré de  un solo color.

Cuatro meses despues, las he hecho de esta manera y este ha sido el resultado :




Buenísimas de sabor y mucho más rápidas de hacer. Las he adornado con unas rosas de glasa en color morado.
Asi han quedado empaquetadas unas poquitas para una buena amiga, que como yo adora el sabor a violetas.



Gracias por seguirme..... y hasta la próxima.

3 comentarios:

  1. Preciosas todas!! Tengo pendiente de probar esa técnica, pero es que me pasa como a ti, no se si me va a merecer la pena. Las últimas están requetebonitas también.
    Un besote y feliz finde!!!

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado fantásticas y elegantísimas, pero es cierto que es mucho el trabajo. Las últimas me han gustado hasta casi más :) Biquiñosssss

    ResponderEliminar